Alvear Vuela 2016: ¡el mejor festival del centro del país!

Tuve la suerte de participar en eventos aeronáuticos importantes, como la jornada de puertas abiertas de la Fuerza Aérea del 2010, el Argentina Vuela del 2014 y la despedida de los Mirages el año pasado, pero nunca había asistido a uno organizado por un Aeroclub. Como conté la semana pasada, La Pampa se vestía de fiesta y tuve la suerte de estar ahí.

El viernes la actividad comenzó a eso de las 3 de la tarde con la llegada de distintas aeronaves, tanto de aeroclubes vecinos que venían a dar el presente en una excelente muestra de camaradería como de aquellas aeronaves que vendrían a divertir a la gente como es el caso de Sergio Marinhas y su Extra 330, Emanuel Cattozzo con su Rans y Roberto Buonocore con el RV7.

Por suerte el día acompañó a pesar de que el viento era importante pero no tanto como para dificultar la operación de los aviones, en especial del Cessna 182 matrícula LV-HOM del Aeroclub, quien estuvo bastante requerido para realizar vuelos de bautismos.

El LV-HOM esperando para subir pasajeros mientras el 172 de Santa Rosa despega.

Quiero detenerme 2 segundos en esto de los vuelos ya que pude ser testigo directo de las emociones que experimentaba la gente momentos antes de volar por primera vez, o solamente de volver a hacerlo, en algunos casos. Las caras de ansiedad, alegría, felicidad, y por qué no de temor también, que tenía la gente es algo muy lindo de presenciar. Tengo el registro de una nena y un nene de, cálculo, no más de 8 o 10 años acompañados por la persona que se encargaba de subir y bajar con seguridad a los pasajeros del avión, agarrandonlos de las manos, bajándose con una sonrisa de oreja a oreja, habiéndo pasado sin dudas un excelente momento. Algo así ya es motivo suficiente para amar la aviación.

Hubo tiempo para algunas momentos de diversión cuando salieron los acróbatas a practicar algunas maniobras para ir “puliendo” sus rutinas para el sábado y domingo, los días fuertes del fin de semana.

Buonocore y la famosa “filo de la navaja”. ¡Belleza!

Buonocore haciendo un rasante y Marinhas trepando con el Extra.

Con respeto al resto de los acróbatas, Sergio Marinhas se llevaba todas las miradas.

Un momento muy esperado fue el inflado del globo aerostático, pero que lamentablemente no pudo llevarse a cabo ya que la intensidad del viento era demasiada como para operar dentro de los márgenes de seguridad recomendados. Una asignatura pendiente pero que son entendibles los motivos de la cancelación.

Lo lindo de los festivales es que los pilotos se permiten salirse un poco de la rutina y hacen despegues como estos.

El sábado amaneció feo, muy nublado, con una temperatura baja y un viento que hacía que se sienta más baja aún. De todas formas, con el correr de las horas las cosas se fueron poniendo un poco más agradables aunque las nubes nunca se fueron del todo, dejando que el sol solo apareciera esporádicamente .

Traten de no babear el teclado…

La actividad empezó poco después de las 11 de la mañana con el despegue del Cessna 140 del Aeroclub matrícula LV- NYX y la llegada de aeronaves de otros lados, tal como había ocurrido el día anterior.

El Cessna 172 y el Toma del Aeroclub de Villegas haciendo una pasada en formación.

Un Toma entre tanto Cessna. ¡Venceremos! 😛

Un hermoso Piper Archer III que en realidad estaba desde el viernes.

Un Cirrus Sr20

Pero un ratito antes de las 14 has empezó la diversión con la salida de 2 Rans (uno de Martín Reyes y el otro de Cattozo)

Luego, casi pegada, salieron los grossos de Marinhas con su Extra 330, Buonocore con el RV7 y Emanuel Astesano con un RV4 quienes realmente se robaron el momento al hacer acrobacias los 3 juntos, con el condimento agregado de que se pudieron escuchar a través de los altoparlantes la frecuencia en la cual los pilotos coordinaban sus maniobras. La verdad, una sorpresa muy grata por parte de la organización

Perdón por tanto movimiento pero estos pibes no daban tiempo para nada

Otros que se robaron las miradas de todos los presentes fueron dos Trush, aviones fumigadores turbohélices de última tecnología que hicieron unas pasadas a muuuuuy baja altura. Las fotos no me dejan mentir

Ser piloto de fumigador no es para cualquiera…

La parte divertida de los Trush fue cuando uno de ellos hizo Pushback por su cuenta:

El sábado nuevamente la gente pudo disfrutar de vuelos de bautismo, pero esta vez no sólo con él Cessna 182 del Aeroclub sino también con un 182 de matrícula LV-HAN. La verdad que fue increíble ver la frecuencia con que estos aviones salían sin parar, subiendo pasajeros a a lo locos.

Los 2 Cessnas 182 encargados de los vuelos.

El LV-HAN despegando bien “planchado”

¡Obviamente, hay video de ese despegue!

También hubo vuelos de bautismo en planeadores, aunque no fueron tantos con en avión:

Y también en Paratike.

Estaba planificado que hagan su participación paracaidistas, que vinieron en un Cesnna 182 del Aeroclub de Pehuajo, pero lamentablemente el techo de nubes estaba muy bajo lo que hacía que la operación no fuese segura, así que finalmente no fue posible disfrutarlos.

Cessna 182 modificado para poder lanzar paracaidistas.

Luego los acróbatas salieron cada uno por su cuenta haciendo su número. Y finalmente cerraron el día saliendo otra vez Marinhas, Buonocuore y Astesano juntos.

Dos monstruos frente a frente.

Marinhas y Astesano listos para la última salida

En cabecera 18 listos para despegar.

De izquierda a derecha: Marinas, Buonocore y Astesano. ¡Monstruos!

Otra vez las condiciones no fueron favorables para el inflado del globo aerostático y su suelta aunque si se puedo disfrutar de verlo armado y elevándose unos pocos metros con niños del pueblo como únicos pasajeros.

 

Así se cerró mi último día en el Alvear Vuela del 2016. Me comentaron que el domingo clima acompañó con un sol a pleno todo el día y que además, como era de esperarse, hubo una mayor concurrencia. Además pusieron toda la carne al asador. Lamento mucho no haber podido estar pero bueno, ya de antemano sabía que no sería posible.

Quiero felicitar y reconocer el trabajo de quienes organizaron con tanto esmero, dedicación, a pulmón y totalmente ad honorem este encuentro, el cual por suerte salió muy bien y fue disfrutado por una cantidad muy importante de gente. Según me comentaron, el propósito del Aeroclub es lograr el evento aeronáutico más importante del centro del país y, desde mi humilde opinión, les comento que van por un excelente camino. Sin temor a equivocarme, si no lo lograron con este que pasó, le pega en el palo y sin dudas, el del año que viene logrará su cometido. ¡Exitos!

Mención especial para la hospitalidad de la gente del Aeroclub:

-A Paz, secretaria del Aeroclub, por la invitación, su buena onda y las gestiones para que este post pueda llevarse a cabo (te felicito por haber cumplido la promesa de prestarme el equipo de mate, aunque no podes negar que tuve que andarte atrás). ¡Espero que el año que viene me invites también!

-A Flavio, su presidente, quien sin conocerme, se acercó a saludarme y nos pusimos hablar como si nos conociéramos de toda la vida, y quien no dudó 1 segundo en integrarme a la cena organizada por el Aeroclub al verme cenando solo en el restaurante (esto es lo lindo de la aviación)

-A Pablo, fotógrafo de profesión y parte de la comisión del Aeroclub a quien se lo veía ir de acá para allá con el cuatriciclo, recorriendo la pista con el fin de garantizar las medidas de seguridad para no vivir un mal momento. ¡Muchas gracias por la acreditación! También le agradezco de corazón la invitación al asado de camaradería que tuvo lugar el sábado por la noche y le pido mil disculpas por no estar presente, espero que haya otra oportunidad en el futuro.

-A Maxi Actis Caporale, controlador del festival, encargado de mantener el cielo de Alvear seguro para todas las aeronaves (creanme que fue un laburo increíble), con quien tuve el placer de compartir el viaje desde el hotel donde estábamos hospedados hasta el Aeroclub charlando sobre esto que tanto nos apasiona.

¿Balance del fin de semana?

La verdad que excelente, lamentablemente, como acabo de comentar, no pude estar presente el domingo también pero puedo decir que pase un muy buen momento, en un ambiente inmejorable, disfrutando y compartiendo esta pasión y además me llevo nuevos amigos, la verdad que más no se puede pedir.

¡Esperemos vernos el año que viene!

Pd: pido disculpas si la calidad de las fotos no es la mejor pero se hace lo que se puede con el celu. Desde hace un tiempo comprendí que este tipo de eventos es mejor disfrutarlos con los ojos, que a trace del lente de una cámara aunque no por eso iba a dejar de llevarme algún recuerdo con el celular.

Anuncios

3 Respuestas a “Alvear Vuela 2016: ¡el mejor festival del centro del país!

  1. En Olavarría se suelen realizar festivales así, con masiva concurrencia. No se hace todos los años, pero son espectaculares también, así que te invito. Yo he ido desde hace más de 20 años.
    Si se llega a realizar este año te aviso.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s